La limpieza de felpudos es la olvidada. Ya sea en la entrada de casa, de la comunidad de vecinos o de una empresa, nos encontramos con un felpudo. Muchas veces se pasa por alto la limpieza de este objeto.

Para que el felpudo quede limpio y libre de polvo y otro tipo de suciedad debemos pasar la aspiradora semanalmente.

Un método más casero es el aplicar unos posos de café sobre el felpudo y con un cepillo frotar con fuerza. El felpudo quedará impecable, pero no olvides retirar los restos que puedan quedar de posos de café u otro tipo de restos.

Otra manera de limpiar el felpudo es sacudir el polvo del felpudo al aire libre y tenderlo en el suelo. Después utiliza una mezcla de agua, amoniaco diluido y jabón, empapamos un cepillo y frotamos de arriba a abajo el felpudo para quitarle la suciedad. Deberemos dejar secar al aire.

La limpieza de felpudos es imprescindible para evitar que entre toda la suciedad que traemos en los zapatos. Por ellos es necesario realizarla semanalmente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies