Declutter‘ o ‘decluttering‘ son palabras y conceptos de los que se está hablando últimamente pero, ¿qué significan? A continuación te lo explicamos y te contamos sus numerosos beneficios.

¿Qué es el ‘decluttering’?

Decluttering no es más que un anglicismo para describir algo que no nos es ajeno. Es el proceso mediante el cual decides si los elementos de tu espacio están desordenados o directamente no te sirven, entonces decides si ordenarlos, cambiarlos o tirarlos. En un concepto más simple, significaría ordenar. 

Un factor común para querer hacer decluttering es sentirse abrumado “asfixiado” por el espacio en el que te encuentras. Tu hogar debe ser un lugar donde puedas respirar con facilidad y el estrés del día desaparezca, y el espacio de trabajo debe ser un lugar donde te sientas eficiente, productivo y bajo control.

Beneficios del ‘decluttering’

Menos estrés. Visualizar el desorden a simple vista puede provocar hartazgo, un aumento del estrés y provocar una mayor sensación de cansancio, lo que favorece a la frustración y el enfado. Además, la propia acción de ordenar armarios, cajones y hacer limpieza nos hace tener la mente distraída y puede ayudarte a dormir mejor.

Mayor ahorro económico. El decluttering te ayuda a pasar menos tiempo comprando posesiones materiales u objetos duplicados porque el desorden no ha permitido ver que ya los tenías. Esto implica un ahorro económico que te ayudará a acumular ahorros para mantenerte protegido en caso de imprevistos.

Mayor tiempo de ocio. En una casa o espacio de trabajo ordenado se pierde menos tiempo. Si haces decluttering, podrás disponer de más tiempo para ti mismo y para las actividades que más te gustan. Además, siempre podrás invitar a gente a casa o a clientes a tu oficina sin sentir vergüenza por el estado en el que se encuentra. 

Menos limpieza. Limpiar ya es una tarea bastante pesada, pero tener que limpiar alrededor de cosas con las que no tienes ningún apego emocional, no te gustan y están estorbando hace que limpiar la casa u oficina sea más aparatoso.

Disminuye los alérgenos. Con objetos por todos lados, es muy fácil que el moho, el pelo de mascotas y el polvo infecten los espacios, convirtiéndolos en un refugio para alérgenos.

Mayor creatividad. Los espacios ordenados permiten una concentración mayor. Mantener un espacio ordenado hace que puedas aprovechar mejor cada uno de sus rincones y produce menos distracciones. Esto te ayudarán a activar la mente y a desarrollar también tu capacidad para solucionar problemas. 

Mayor confianza con uno mismo. Muchas de las cosas que acumulamos y no usamos tienen un valor sentimental y personal, que nos hacen sentir mejor, te representan a ti y a tu estatus y mejoran la autoestima. Si haces decluttering, dejas de definirte por lo que tienes y lo que se externaliza es lo que haces y quien eres. Estás obligado a presentar tu verdadero ‘yo’ al mundo y esto, a su vez, crea confianza en ti mismo, puesto que no te escondes y te amparas en unos simples objetos.

Aprendes a tomar decisiones intencionales. El ‘decluttering’ te enseña a pensar intencionalmente sobre cómo tomas decisiones. En el proceso tienes que pensar qué cosas son realmente importantes y necesitas, si te aportan valor y deberías quedarte con ellas.

El proceso de decluttering puede ser tedioso y quitarte bastante tiempo. Por eso, puedes confiar en una empresa de limpieza, como Limpiezas Garro, para que te ayude a hacerlo junto a un buen servicio de limpieza y mantenimiento.

Ver también 5 motivos para contratar una empresa de limpieza de oficinas

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies