91 469 14 43 info@limpiezasgarro.es

Uno de los mayores debates sociales actuales alrededor del mundo es la sostenibilidad y el medioambiente. Todas los sectores contaminan, y, desgraciadamente, en el caso de la limpieza también. Por eso, una de las mejores prácticas que podemos llevar a cabo para que esta situación cambie desde nuestra posición es aplicar el reciclaje en los procesos de limpieza.

¿Por qué debemos de tener el cuenta el reciclaje?

El reciclaje lo tenemos que llevar a cabo por varias razones:

  • Ahorramos dinero a medida que compramos de forma más inteligente y compramos menos.
  • Ayuda a reducir la fabricación, el envío y el uso de los recursos naturales del planeta.
  • Pueden ayudar a reducir la basura y la gestión de residuos a largo plazo.

Consejos para una limpieza más sostenible

Para llevar a cabo una limpieza más sostenible, solo tenemos que llevar a cabo pequeños cambios bajo el lema de “reducir, reutilizar y reciclar”.

  1. Comprar recargas y recambios. Además de ahorrar dinero, también ahorras en gastos nocivos de embalaje y transporte, ya que tendrás que comprar con menos frecuencia y no ocupan mucho espacio. Intenta reutilizar los envases de limpieza tantas veces como puedas rellenándolas en lugar de reemplazarlas. 
  2. Compra paños reutilizables. Trata de comprar paños de microfibra, que se puedan lavar y reutilizar en lugar de papel de usar y tirar. 
  3. Familiarízate con los envoltorios de cera. El papel de cera es un perfecto sustitutivo del papel de aluminio o plástico film para conservar alimentos.
  4. Comprar limpiadores concentrados, incluidos limpiadores para inodoros, limpiadores de cocina, detergente líquido, y suavizantes para telas. En muchos casos, estos son más baratos que comprar un limpiador promedio, y también ahorran en desperdicios plásticos y transporte. 
  5. Limpiadores multiusos: intenta comprar limpiadores domésticos que se pueden usar en todo tipo de superficies, incluidas encimeras, azulejos, piedra, madera y vidrio. Así reducirás la necesidad de usar varios productos, lo que también le permitirá ahorrar tiempo y dinero.
  6. Encuentra otros usos para productos antiguos cuando hayas terminado con ellos. Puedes utilizar tu cepillo de dientes para limpiar algunas zonas más difíciles del baño, cortar la ropa usada para utilizarla como trapos o reutilizar botellas y recipientes como floreros y maceteros.
  7. Intenta comprar productos hechos con materiales reciclados siempre que sea posible. Como es el caso de los envases, o las propias bolsas de basura, que van a ir a las plantas de reciclaje.
  8. Reciclar los productos en su lugar adecuado. Una vez acabada la limpieza, hay que reciclar cada residuo donde corresponde. Esto es lo que debes hacer con ellos:
  • Papel, cartón, plástico, latas, cristal y residuos orgánicos: son reciclables, los puedes depositar en su contenedor correspondiente y, en algunos casos, puedes hacer compostaje.
  • Los objetos que no se pueden reciclar son: dispositivos electrónicos, baterías, elementos contaminados, ropa y zapatos. Estos elementos hay que depositarlos en contenedores específicos o en un punto limpio.

Ver también Cleantok: ¿Qué es #cleantok, el movimiento de limpieza en TikTok?

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies