Las zonas comunes de las comunidades de vecinos son las más propensas a acumular residuos, polvo o restos de plantas si las hubiere. Esto, obviamente se debe al continuo tránsito al que están expuestas. Más allá de los pasillos, rellanos, ascensores… nos encontramos con los patios comunitarios. El mantenimiento de estas zonas es muy importante ya que se pueden convertir en el foco de humedades y malos olores. Para evitar estas situaciones desagradables, es necesario que un profesional se encargue de su limpieza cada cierto tiempo. Desde Limpiezas Garro te explicamos qué factores tenemos que tener en cuenta para conseguir un mantenimiento y limpieza ideal para estas zonas:

¿De quién es responsabilidad el patio comunitario?

El mantenimiento de estas zonas suele acarrear numerosas rencillas entre vecinos porque se desconoce quién es el responsable de dicha limpieza. En algunas ocasiones, el acceso a estas zonas suele ser dificultoso. Existen algunos patios que no disponen de acceso directo o este se realiza a través de alguna vivienda. 

En determinadas circunstancias, como propietario de una vivienda ubicada en la planta baja del edificio, se adquieren unas obligaciones respecto a la limpieza del patio comunitario que, a pesar de ser este de uso privado sigue siendo un elemento común. Esto significa que el propietario tiene derecho al disfrute exclusivo pero deberá asumir su correspondiente mantenimiento. 

De esta manera, diferenciamos dos tipos de patio; el patio comunitario y el común de uso privativo. 

Presupuestar su mantenimiento con la empresa de limpieza

Al hablar de patios comunitarios, lo recomendable es que este reciba el mismo tratamiento que otras estancias más comunes como pasillos o rellanos. Si este mantenimiento es responsabilidad de la empresa experta en limpieza garantizamos el buen estado general de la comunidad y el bienestar de los vecinos.

Planificar la frecuencia de limpieza 

Una vez contratados los servicios de la empresa toca establecer la frecuencia de limpieza del patio comunitario. Lo habitual es que sea la propia empresa experta quien aconseje la frecuencia ideal para garantizar un estado óptimo. Fuera quien fuese, lo que sí tenemos que tener claro es que no limpiar habitualmente este espacio puede provocar que, por ejemplo, objetos o restos atasquen desagües y tuberías siendo una consecuencia fatal de un mal mantenimiento. 

Zonas que requieren mayor atención

Como hemos resaltado antes, para evitar consecuencias fatales, existen determinadas zonas que se tienen que tener en cuenta. Estas zonas o detalles deben recibir una limpieza profunda, hablamos de desagües o salidas de humo por ejemplo. 

Estas acumulan mucha suciedad y humedad, por esto su limpieza tiene que ser en profundidad y de manera profesional. La mejor garantía para conseguir un acabado perfecto es el uso de productos profesionales. Por ello, la elección de una empresa de limpieza para esta labor es lo más aconsejable, ya que, como en Limpiezas Garro, al ser profesionales en el sector sabrán con exactitud cómo proceder para mantener estas partes y evitar malos olores, humedades o posibles filtraciones de agua. 

En Limpiezas Garro contamos con un servicio integral que nos permite responder a cada una de las necesidades de tu comunidad de vecinos. Si quieres saber tu presupuesto sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros sin ningún tipo de compromiso. El bienestar de los vecinos de tu comunidad también es el nuestro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies