¿Quieres conocer algunos consejos para que tus cristales luzcan como si los hubiera limpiado un profesional? Lo primero que debemos tener en cuenta es que para una buena limpieza de cristales debemos utilizar productos y utensilios adecuados. No sirve con pasar un trapo con agua o utilizar cualquier tipo de producto, ya que la superficie de los cristales se puede dañar y con el paso del tiempo perder calidad.

En casa, generalmente contamos con una bayeta específica y el típico spray de limpiacristales. Pero, ¿qué utensilios y herramientas utilizan los profesionales?

Utensilios utilizados por profesionales de la limpieza de cristales

Empezaremos con los utensilios que los profesionales suelen usar a la hora de realizar la limpieza de cristales:

  • Mojador de cristales de microfibra: se utiliza para mojar la superficie del cristal y retirar la suciedad que estos puedan tener.
  • Rascador: este utensilio es necesario si nos encontramos con suciedad adherida al cristal que no se quita solo con la bayeta.
  • Bayeta limpiacristales: su característica es que tiene una textura tipo piel, se utiliza para retirar el agua sucia y restos que puedan quedar.
  • Bayeta de microfibra: se suele utilizar una vez retirada la suciedad que puedan tener los cristales para darle un acabado más limpio.
  • Limpiacristales: utensilio con mango y una especie de cuchilla de goma. Su utilidad es retirar el agua sobrante de la ventana o puerta que estemos limpiando.
  • Cubo de cristalero con ruedas, para mayor comodidad.

Productos adecuados y más utilizados en la limpieza de cristales:

  • Solución jabonosa: mezclamos en un cubo agua con unas gotas de jabón y la aplicamos con una bayeta de microfibra.
  • Solución con amoniaco: en un cubo se diluye en agua amoniaco y empapamos una bayeta para su aplicación.
  • Producto limpiacristales: se trata de un producto químico específico para la limpieza de cristales y otras superficies similares. Puede aplicarse con un trapo o utilizar un spray.

Consejos prácticos para un acabado perfecto:

En contra de los que muchos pensamos, hay que limpiar los cristales preferiblemente en días nublados o al atardecer, ya que cuando da el sol directamente puede secar el producto utilizado antes de tiempo y dejar marcas.

Lo primero que hay que hacer es quitar la suciedad incrustada con el rascador y utilizar la bayeta para mojar el cristal con el detergente y posteriormente pasar el limpiacristales, siempre con movimientos de arriba a abajo.

Si la limpieza de cristales es por su cara interior, tenemos que usar poca agua, ya que por regla general están menos sucios y el secado es más lento.

Limpieza profesional de cristales
Limpieza profesional de cristales

¿Es lo mismo limpiar cristales que espejos? Tienes todas las respuestas en este post.

Seguro que cada uno tiene su truco a la hora de realizar la limpieza en casa. Hay quien utiliza papel de periódico o unas gotitas de lavavajillas… ¿Cuál es el tuyo?

Si ya lo has intentado todo, y aun así no consigues limpiar los cristales sin dejar marca, te aconsejamos que lo dejes en manos de profesionales. Es una opción rentable que te dará un acabado inmejorable. ¡Pídenos presupuesto sin compromiso!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies