91 469 14 43 info@limpiezasgarro.es

Eliminar el moho de las juntas de los azulejos parece, a veces, una misión imposible. Sin embargo, hacer una limpieza semanal con productos específicos es fundamental para que el baño esté siempre perfecto. Pero ¿hace mucho tiempo que las juntas están negras y que nada parece ser efectivo? En Limpiezas Garro tenemos productos infalibles, además de consejos que esperamos te resulten útiles.

Utiliza lejía para eliminar el moho

Si te estás preguntando cómo limpiar las juntas de los azulejos con algún producto que puedas tener por casa solo debes coger el bote de lejía más cercano. Es cierto que tiene un olor desagradable, no obstante, aplica un poco sobre las juntas. Después, únicamente debes dejar que actúe durante unos minutos antes de aclarar. El resultado te va a deslumbrar. La lejía es mágica y útil para el moho.

Con el objetivo de potenciar el efecto, todas las semanas, humedece un trapo y sumérgelo en un poco de lejía. De esta manera, incluso el moho que más cueste eliminar irá desapareciendo. Este es un consejo que en nuestro servicio de limpieza para empresas seguimos y nos funciona bastante bien. Tan solo se debe tener paciencia y a partir de este momento prestar atención a algunos consejos interesantes.

Hazte con una vaporeta con vapor

En Limpiezas Garro contamos con todo el material que nos puede hacer falta para quitar el moho de las juntas de los azulejos. Sin embargo, es posible que tú no tengas una vaporeta con vapor. Esta es muy útil para aquellos casos en los que la lejía, el uso de vinagre o de agua oxigenada no funciona tan bien como esperarías. Hay juntas que llevan muchos años afectadas por el moho, por lo que la solución no es sencilla.

A pesar de aplicar lejía, agua oxigenada o vinagre, el moho de las juntas de los azulejos puede resistirse a la fricción que hagas con el estropajo o incluso a los minutos que dejes que estos productos actúen. Con una vaporeta a presión se puede conseguir que esa suciedad incrustada salga con facilidad. Pero ¿todavía no han quedado del todo blancas como lo eran en su origen? No te preocupes por esto.

No te olvides del cepillo de dientes

Los cepillos de dientes siempre vienen muy bien para eliminar la suciedad debido al moho que afecta a las juntas de los azulejos. Para estos casos, puedes elegir otro producto como el bicarbonato o el amoníaco y frotar enérgicamente las juntas. Después de haber llevado a cabo los pasos anteriores, te podemos asegurar que tu baño parecerá nuevo. El moho habrá desaparecido casi por completo.

En Limpiezas Garro sabemos que quitar el moho de las juntas de los azulejos es complicado, tedioso y suele llevar algo de tiempo. Además, al no contar con ciertos recursos como la vaporeta puede que llegues a frustrarte. Por esta razón, si necesitas ayuda, nosotros te la podemos ofrecer. Te aseguramos que el moho ya no volverá a aparecer en las juntas de tu baño, aunque para esto es necesario prevenirlo.

Consejos para prevenir el moho en baños

Ahora que ya conoces algunos de nuestros trucos para erradicar el moho que puede aparecer en las juntas queremos que conozcas determinados consejos para prevenir el moho. El primero es ventilar el baño siempre después de la ducha. El segundo es limpiar todas las semanas las juntas con un trapo húmedo y un poco de lejía. Tras el tratamiento intensivo para la eliminación del moho, este no volverá a aparecer.

La limpieza debe ser exhaustiva y frecuente, como mínimo 1 vez a la semana, para evitar que el moho se instale en las juntas de los azulejos. En el caso de que vuelva a aparecer sin remedio alguno, en Limpiezas Garro tenemos la solución. Haremos que el aspecto negro de las juntas se vuelva a transformar, de nuevo, en un blanco impoluto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies